22 enero 2006

La aurora



La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.
La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.
La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible.
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.
Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraíso ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes,
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.
La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.


Federico García Lorca, Poeta en Nueva York.

Federico García Lorca (1898-1936) llegó a Nueva York en junio de 1929 con el propósito de estudiar en la Universidad de Columbia y de alejarse de un periodo oscuro en el terreno amoroso. No es la ciudad neoyorquina la que producirá en el poeta la angustia que laten en los versos de Poeta en Nueva York (PNY). El poeta quiere olvidar la furia de un amor pasado cuyo fracaso provoca la angustia que el poeta siente. Nueva York se convierte, en virtud de esta situación, en un símbolo sobre el que el poeta proyecta sus sentimientos. Podríamos decir que el protagonista del libro es más el poeta que la ciudad. Nueva York se transforma en una ciudad-mundo, un símbolo patético: el del sufrimiento y el de la deshumanización.

El tema de la ciudad como espacio deshumanizado aparecen reiteradamente en el cine y la literatura de la época. John Dos Passos en Manhattan Transfer y la película Metrópolis de Fritz Lang exploran la ciudad como tema artístico desde una consideración negativa que ve en la metrópoli un mundo negativo para el hombre.

El fondo de Poeta en Nueva York es, pues, amoroso, pero se añaden a él otro como es la falta de armonía y solidaridad en el universo. El mundo natural está amenazado por la nueva sociedad tecnológica que ve en el emporio capitalista y que coincide con el crash que se produjo en octubre de 1929. El poeta entonces denuncia el sufrimiento que padecen los más débiles en esa ciudad-mundo deshumanizada. El dolor hermana al poeta con los que padecen, en especial, los negros, los niños, las gentes que vagan insomnes y todos los que como él sufren una situación de desamor.

En Poeta en Nueva York se abre una nueva etapa. Se aleja del andalucismo buscando una renovación en los contenidos y en las técnicas, estimulado por las novedades que habían aparecido en Sobre los ángeles de Rafael Alberti. Entre ambos existía una fuerte rivalidad y Lorca, a pesar de su éxito de Romancero gitano, no podía dejar de reconocer que en el libro de Alberti había una novedad estilística mucho más radical.

El libro de PNY se caracteriza por una violenta metagoge (metáfora que aplica propiedades sensitivas a cosas inanimadas), que unida a la enumeración caótica y a la sensación de alucinación producen la impresión de un mundo en constante metamorfosis. Esto aproxima el libro al surrealismo, que conocía bien Lorca, pero en PNY hay una coherencia y una lógica claras que lo diferencian del surrealismo canónico.

La aurora se sitúa en la tercera parte del libro Calles y sueños que se abre con unos versos de Vicente Aleixandre:

Un pájaro de papel en el pecho
dice que el tiempo de los besos no ha llegado.

El tema del poema es la descripción, llena de desolación de un amanecer en NY, ciudad símbolo de una civilización materialista y deshumanizada. En él se contraponen dialécticamente, como en el resto del poemario, naturaleza y civilización.

La luz es sepultada por cadenas y ruidos/en impúdico reto de ciencia sin raíces.

La naturaleza, simbolizada en la luz, ha perdido la batalla contra la civilización que ataca; ha quedado sepultada bajo las cadenas de una ciencia sin raíces, antinatural y abstracta. Se oponen también luz/cadenas en un planteamiento de polaridad. El dinero, producto de la civilización, es también una presencia agresiva:

A veces las monedas en enjambres furiosos/taladran y devoran abandonados niños.

El poema se divide en cuatro partes: encontramos dos grupos de versos que comienzan con La aurora de Nueva York, el tercero, sólo La aurora. El cuarto grupo se inicia con Los primeros que salen... El grupo final, La luz es sepultada... Teniendo en cuenta que luz se identifica con aurora, podemos considerar que el protagonista del poema es esa falta de luz/aurora. La llegada de la aurora es como un inmenso dosel con cuatro columnas de cieno/ y un huracán de negras palomas donde la luz es sepultada por cadenas y ruidos/ en impúdico reto de ciencia sin raíces.

La falta de mañana (aurora-luz-naturaleza) no sólo hace referencia al amanecer sino que también simboliza la falta de esperanza para todos los que viven allí, y para el mismo poeta. En el poema la aurora representa, pues, la esperanza para los seres marginados de NY y para el propio poeta -roto por dentro- que comprende que no habrá paraíso ni amores deshojados.

Vemos, por fin, como se acumulan imágenes sucesivas sin enlace entre sí. El poema es una serie de palabras o construcciones negativas, así como de términos que expresan carencia o ausencia (el tema del vacío) : negras palomas, nadie la recibe, no hay mañana ni esperanza posible, abandonados niños, no habrá paraíso ni amores deshojados, juegos sin arte, sudores sin fruto, luz sepultada, impúdico (sin pudor), ciencia sin raíces, insomnes (sin sueño).

Por último, resaltar el empobrecimiento de las gamas de color cuando tan ricas eran en libros anteriores. Lorca nos habla de una ciudad cuya luz es sepultada y de negras palomas. Sólo flota sobre las aguas podridas el color de la sangre. Esto, no cabe duda, es coherente con el estado de angustia interior del poeta.

PNY se públicó póstumamente en 1940. En efecto, en este año aparecen dos ediciones: la de José Bergamín en Mexico en la editorial Séneca que representaba a los exiliados, y en Nueva York, publicada en edición bilingüe por Norton.

16 comentarios:

Manuela dijo...

Excelente el poema. Y excelentes los comentarios sobre el mismo.
Yo también soy profesora de secundaria y de Lengua y literatura.
Un saludo

simalme dijo...

Como siempre, comentario de la talla de lo comentado. Un placer, un verdadero placer. Saludos

juanpoz dijo...

La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible.
...................................
Siempre me extrañaron esos versos complejos: ¿Recibir es besar? ¿Se besa a quien busca "nardos de angustia dibujada"? ¿Cómo se recibe a la aurora en la boca? ¿Acaso como el gallo que canta alto,agudo, largo y viril? Por otro lado, sí se la recibiría, a la Aurora, si hubiera la posibilidad de un mañana lleno de esperanza. ¿Cómo es posible entonces que el desaliento sea incompatible con una Aurora que busca la angustia inmaculada?
Son preguntas a las que aún no he conseguido dar respuesta, si es que la hay. Quizás debería dejarme impregnar por la música, por la sonoridad, y representarme una boca bien abierta al círculo hermético de las aes de Aurora (alfa y omega) y nada más. Porque, quizás, recibir a la aurora es emitir ese aullido con el que comienza su nombre, como un saludo primigenio del que se llena la boca al contacto con las primeras luces, ¡signo de la resurrección!, tras una noche llena de terror y de misterio. Quizás. No sé.

Joselu dijo...

Estimado Juan Poz:
Es claro que yo no puedo desvelar el sentido "recto" de esas imágenes, teniendo en cuenta que están impregnadas de irracionalidad y de una cierta arbitrariedad. Lo que prima es la música y no la letra. Sin embargo, esta tal vez nos pueda orientar. La primera imagen que me viene es religiosa y veo una metáfora de la comunión católica en ese recibir la aurora en su boca. ¿Usted no asistió al rosario de la aurora? Recuerdo que en el colegio de curas al que fui durante largos años, éramos animados a asistir con fervor a este santo rezo al amanecer, con la primera luz de la aurora. Lorca estaba fascinado con la figura del Cristo al que consideraba una víctima como él mismo. Si aceptamos esta hipótesis perfectamente provisional podrían tener esos versos un sentido más claro. La aurora y nardos pertenecen al mismo campo semántico: representan la naturaleza, el estado de inocencia, hundidas en este caso en un mar de sangre. No sé, son hipótesis que a mí me sirven para captar la melodía angustiada de este interesante poema.

juanpoz dijo...

Convencido. Lo de la comunión al "quebrar albores" encaja perfectamente no sólo en el contexto del poema, sino también en el hipertexto de la biografía del poeta, educado, es cierto, en la admiración de los ritos católicos. Comulgar, además, es un acto de fe, por eso dice que, al no haber comunión, no hay mañana ni esperanza posibles.
Gracias por la interpretación. Y que siga la racha de poemas excelentes. Yo le recomiendo Melancolía, de rubén Darío, en Cantos de vida y esperanza. ¡Da mucho juego hermenéutico! Un abrazo.

Anónimo dijo...

No creo que todos los poemas tengan necesariamente que ser entendidos. Algunos son una sucesión de sensaciones.

Cómo si no entenderíamos algunos de Aleixandre que a mí particularmente me fascinan.

Podemos jugar a conjugar y a conjeturar...pero no dejarán de ser hipótesis.

Al menos esta es la humilde forma en que yo lo entiendo.

Saludos

juanpoz dijo...

Digamos, usuario anónimo, que la poesía satisface tanto el placer de los sentimientos como el de la inteligencia, ¿por qué renunciar a alguno de ellos, cuando son perfectamente complementarios?

Víctor Manuel Ramos dijo...

Nueva York es así. Tiene su guerra de luces y sombras, y en el medio el ser humano como agente de ambos bandos. Así es Nueva York.

Ver mi Libro abierto.

Isa dijo...

Leer este poema para mi fue como volver a revivir la angustia que sentí al llegar como inmigrante a un mundo que percibía demasiado frío y no estaba acostumbrada. Que oscuros parecían los días en ese tiempo sin esperanzas, ni auroras. A propósito, interesante la imagen religiosa de "aurora". Saludos.

Rodolfo N dijo...

Tan cierto!.Yo lo percibí cuando estuve allí.Me quedó esa imágen.Excelente el comentario Joselu.Un abrazo

Cris dijo...

Me resulta fascinante las personas que disfrutais con todo esto, a mí personalmente no me atrae mucho porque no consigo entenderlo bien, sin embargo cuando entiendo a algunos autores más o menos me gustan :P Felicidades a todos los que os fascinan, es increíble!

CamilleP dijo...

Soy estudiante en literatura en Francia (nice) y estoy enamorada con la literatura española y màs particularamente la hispanica que me toca mucho. No sé si es el hecho de leer todos estos poemas en español, esta lengua que va a ser mia (lo espero), que no es mi maternal pero que es ella de mi corazon, que hace que afecciona particularamente la obra de Lorca o solo la imensidad de su talento, pero lo que sé, es que la mezcla de los dos hace que Lorca me hace sentir lo que no sentia antès,estoy deacuerdo de que hay una parte de irracionalismo a causa del simbolismo pero este permite entender sientendo lo que no entendemos con simples palabras. Lorca para mi, no solo estaba el creator de una poesia magnifica sino tambièn de un nuevo lenguaje de imagen, el del sentimiento. No puedo explicar lo que quiere decir "recibir la aurora en la boca" pero puedo lo entender porque lo siento.
No es la primera vez que veo a su blog , y quiero congratularse para el trabajo que hace usted. Yo quiero realmente leer a sus comentarios de poemas que enriquecen los mios. Y a la vez, es una manera de volver durante pocas minutas a españa... Disculpe por mi povre idioma. Bueña continuacion, pensamientos de Francia.

Camille

CamilleP dijo...

Soy estudiante en literatura en francia (nice) y estoy enamorada con la literatura española y màs particularamente la hispanica que me toca mucho. No sé si es el hecho de leer todos estos poemas en español, esta lengua que va a ser mia (lo espero), que no es mi maternal pero que es ella de mi corazon, que hace que afecciona particularamente la obra de Lorca o solo la imensidad de su talento, pero lo que sé, es que la mezcla de los dos hace que Lorca me hace sentir lo que no sentia antès,estoy deacuerdo de que hay una parte de irracionalismo a causa del simbolismo pero este permite entender sientendo lo que no entendemos con simples palabras. Lorca para mi, no solo estaba el creator de una poesia magnifica sino tambièn de un nuevo lenguaje de imagen, el del sentimiento. No puedo explicar lo que quiere decir "recibir la aurora en la boca" pero puedo lo entender porque lo siento.
No es la primera vez que veo a su blog , y quiero congratularse para el trabajo que hace usted. Yo quiero realmente leer a sus comentarios de poemas que enriquecen los mios. Y a la vez, es una manera de volver durante pocas minutas a españa... Disculpe por mi povre idioma. Bueña continuacion, pensamientos de Francia.

Camille

CamilleP dijo...

Soy estudiante en literatura en francia (nice) y estoy enamorada con la literatura española y màs particularamente la hispanica que me toca mucho. No sé si es el hecho de leer todos estos poemas en español, esta lengua que va a ser mia (lo espero), que no es mi maternal pero que es ella de mi corazon, que hace que afecciona particularamente la obra de Lorca o solo la imensidad de su talento, pero lo que sé, es que la mezcla de los dos hace que Lorca me hace sentir lo que no sentia antès,estoy deacuerdo de que hay una parte de irracionalismo a causa del simbolismo pero este permite entender sientendo lo que no entendemos con simples palabras. Lorca para mi, no solo estaba el creator de una poesia magnifica sino tambièn de un nuevo lenguaje de imagen, el del sentimiento. No puedo explicar lo que quiere decir "recibir la aurora en la boca" pero puedo lo entender porque lo siento.
No es la primera vez que veo a su blog , y quiero congratularse para el trabajo que hace usted. Yo quiero realmente leer a sus comentarios de poemas que enriquecen los mios. Y a la vez, es una manera de volver durante pocas minutas a españa... Disculpe por mi povre idioma. Bueña continuacion, pensamientos de Francia.

Camille

Anónimo dijo...

También soy profesor de secundaria y bachillerato. Me gusta pensar en la aurora como una personificación de las que hace Lorca en Romancero Gitano (la luna, el viento..) y que sufre la frustración de llegar a esa ciudad negra, caótica y sin esperanza. Genial la imagen de las monedas en enjambre.

Eos dijo...

Es uno de mis poemas favoritos de Lorca, y eso que tengo muchos...
Él comentario es fantástico.
Un saludo

(Por cierto, me llamo Aurora)