07 febrero 2006

Unidad en ella


Cuerpo feliz que fluye entre mis manos,
rostro amado donde contemplo el mundo,
donde graciosos pájaros se copian fugitivos,
volando a la región donde nada se olvida.

Tu forma externa, diamante o rubí duro,
brillo de un sol que entre mis manos deslumbra,
cráter que me convoca con su música íntima, con esa
indescifrable llamada de tus dientes.

Muero porque me arrojo, porque quiero morir,
porque quiero vivir en el fuego, porque este aire de fuera
no es mío, sino el caliente aliento
que si me acerco quema y dora mis labios desde un fondo.

Deja, deja que mire, teñido del amor,
enrojecido el rostro por tu purpúrea vida,
deja que mire el hondo clamor de tus entrañas
donde muero y renuncio a vivir para siempre.

Quiero amor o la muerte, quiero morir del todo,
quiero ser tú, tu sangre, esa lava rugiente
que regando encerrada bellos miembros extremos
siente así los hermosos límites de la vida.

Este beso en tus labios como una lenta espina,
como un mar que voló hecho un espejo,
como el brillo de un ala,
es todavía unas manos, un repasar de tu crujiente pelo,
un crepitar de la luz vengadora,
luz o espada mortal que sobre mi cuello amenaza,
pero que nunca podrá destruir la unidad de este mundo.

Vicente Aleixandre, La destrucción o el amor (1934).

El poeta Vicente Aleixandre (1898-1984) publica este libro de misticismo panteísta -de raíz pesimista- dentro de su etapa surrealista y que recibió el Premio Nacional de Literatura en 1934. Este libro, igual que los anteriores como Pasión de la tierra y Espadas como labios (1932), responde a su concepción que tiene del amor y la muerte identificados en una auténtica visión destructora del ser. El amor es destrucción del ego en fusión con el cuerpo amado que se identifica con la naturaleza. Amar es diluirse en la naturaleza, es decir, morir. Esta concepción enlaza con la del Romanticismo. El poeta vive una vida dolorosa y el mundo también lo es. Sin embargo, el poeta busca amar en medio de tanto dolor, sabiendo de antemano que se destruye amando. El cosmos es enigmático, grandioso. Todo se enfrenta y lucha. El hambre de ser impulsa a la autodestrucción.

El cuerpo amado es primero de naturaleza acuática. Expresa la idea de la Mujer-Agua/Madre-Agua (o mar) basada en tradiciones diferentes pero no divergentes (Nietzsche, Freud, Valery, Unamuno, tradición esotérica) y el Panta rei de Heráclito: Cuerpo feliz que fluye entre mis manos. El cuerpo es en su forma externa diamante o rubí duro,/brillo de un sol que entre mis manos deslumbra,/cráter que me convoca con su música íntima... y en ese cuerpo el poeta quiere morir para identificarse con la vida. Convierte al ser amado en un cráter de un volcán en erupción en cuya lava -la sangre de ella- el poeta se funde y se integra en la naturaleza.

Destacan el la segunda parte del poema los verbos volitivos. El poeta intenta ansiosamente identificarse con los elementos de la naturaleza. Se repite reiteradamente el verbo "quiero": "quiero morir,/porque quiero vivir en el fuego (...) Quiero amor o la muerte, quiero morir del todo, quiero ser tú, tu sangre, esa lava rugiente..." para aproximarse a los límites absolutos de la vida. Poesía en el límite, en la búsqueda del no ser para así alcanzar más plenamente el ser. El cosmos actúa como un disolvente del ser humano. Es su destructor. Y Dios no está al final de este proceso agónico. Concha Zardoya ha visto en este libro una terrible angustia existencial.

Dice Carlos Bousoño:

El amor expresado por Aleixandre es el amor pasión y, más concretamente aún, la acción misma erótica en su trascendencia metafísica, que consiste en relacionar al amante con lo absoluto telúrico. Porque es el amor un acto de deslimitación que quebranta nuestros límites, absorbe nuestro yo y parece como que por un instante lo reincorpora a la naturaleza indivisible. El amor es entonces destrucción, sobrecogedor aniquilamiento de cada uno de los amantes que quieren ser el otro, enigma de una consumación en que la pareja busca unificarse rompiendo sus fronteras. "Símbolo feroz y dulce de la muerte es el amor", por medio del cual puede sentirse "la revelación, la luz cegadora, visita de lo absoluto" que es la naturaleza unitaria, nuncio de la desaparición de la personalidad. Sólo después del acto erótico se recobra la forma, perdida antes por ese misterioso contacto de vida y muerte. Entonces parece como si cada uno de los que se han amado naciese del otro, espuma y Venus a un tiempo mismo.

23 comentarios:

Ana Isabel dijo...

Que lindo poema!!!! siempre mostrndonos cosas interesantes... un saludo...
P.D: Cambie mi direccion de blog y mi nick por cuestiones personales un beso.

Rodolfo N dijo...

Hermoso poema joselu.
Te invito a dos juegos, aceptas?.Te espero en poesía y prosa.Saludos.
(http://poesiayprosa.blogspot.com/)

Ana Isabel dijo...

http://elvuelodeanaisabel.blogspot.com

Víctor Manuel Ramos dijo...

Algo que veo, distinto a lo que dices, es que el poeta alude a una unidad inquebrantable y espiritual. Las oraciones de Alexaindre están muy bien hechas. Da ganas de leerle más.

Ver mi Libro abierto.

Rodolfo N dijo...

Gracias joselu por participar.Un abrazo

simalme dijo...

"Quiero amor o la muerte, quiero morir del todo,
quiero ser tú, tu sangre, esa lava rugiente
que regando encerrada bellos miembros extremos
siente así los hermosos límites de la vida."

Uno de mis poemas favoritos, y este un verso que siempre lo tengo a flor de piel. Maravilloso...

Siberia dijo...

Me gusta mucho Aleixandre. Creo que alguna vez ya lo había mencionado.

Aunque quizás los libros que más me intriguen de él sean "Sombra del Paraiso" y "Espadas como labios".

Saludos

Isa dijo...

Interesante el trabajo de Aleixandre. Gracias Joselu, aprendo mucho con tus temas ¡y tengo tanto que aprender! He dejado una pequeña misión para ti en mi blog. Saludes.

L dijo...

Gracias por rescatar a ese excelente representante del romanticismo.

Interesante blog, un saludo.

Anónimo dijo...

Es la primera vez que paso por aquí. Joselu: tienes un blog que es una cátedra de Literatura, dedicada a enseñar de verdad y no a presumir de conocimiento.
Simalme: tu gato me fascina. ¿Qué tiene en la nariz? ¿Es una herida? ¿Es mancha natural? ¿Por qué está bizco? Hermoso gato.
Victor Manuel Ramos: es verdad que las frases de Aleixandre están bien hechas. Su sintaxis es puro ritmo. La flexibilidad y el ritmo me parece que sean (los) elementos esenciales de su poética.
saludos

Grifo

nika dijo...

Gracias por estas enseñanzas.

Saludos.

Tommy_Baxter dijo...

Le dedique un blog, allá por octubre, a Aleixandre.
Fue con mano entregada:
Pero otro día toco tu mano.Mano tibia.
Tu delicada mano silente...
¿Para cuándo uno de Cummings?
Un saludo

Fortunata dijo...

Profesorcito gracias por compartir lo que sabe de nuestros poetas favoritos..... para mi Alexandre es uno de mis favoritos .... ¿para cuando Pedro Salinas? otro mistico

Rober, fiolo surrealista dijo...

cuando quieras pasa por mi blog.
abrazos :)

Paco dijo...

Tengo ganas de ver un nuevo comentario por aquí.
Yo me he mudado. Ahora estoy en poeticas.es

Enigmática dijo...

Un blog para aprender y crecer en lo literario, me gustó.

EdCh dijo...

Llegué vaya uno a saber cómo y en estos meandros blogueros, no se si encontraré, de nuevo, el camino (aunque sé que sí). Felicitaciones por el blog. Veo que tenemos gustos poéticos y cibernéticos en común.
Saludos

Griselle dijo...

Hermosa pagina y hermosa poesía, gracias por la información también
http://mujerpoesia.blogspot.com/

también:
DOS Y ALGUN CAMINO
Sorpresas En Mi Baúl

besos y abrazos

Mentacalida dijo...

Bello poema y buen analisis.Interesante blog de aporte literario.
Un abrazo.

Menta

Anónimo dijo...

Excellent, love it!
»

lasamy dijo...

Muchas gracias, excelente analisis y que lindo poema! me sirviò para mi examen de literatura espanola =)

Anónimo dijo...

Keep up the good work divorce form sweaters Dell gx150 pci slots Pamela denis anderson Ungrown penis Breakdown car cover european Breast implant in puerto rico

rossanasic@hotmail.com dijo...

Para que lo sepas: el poema es maravilloso, y creo que después de mi examen leeré agunas cositas màs de este autor para comprender mejor algunos aspectos de sus teorias. Pero los comentarios que he encontrado aquì han servido mucho, especialmente para comprender bien la equivalencia entre amor muerte.
P.S. Muchas gracias desde Italia